Desahucio

Desahucio, un relato.

La Noche del Koala

Una familia. Un marido joven, una esposa, más joven, un niño y su hermana.

Un hogar. Un hombre joven, una mujer, más joven, dos niños.

Una casa. Cuatro paredes, nueve puertas, diez ventanas, un techo.

Una familia. Un hombre joven y un trabajo, un sueldo. Una mujer, más joven, un hogar, dos niños, un marido. Un niño, y su hermana, una madre, un padre. Un hogar.

Una casa. Doscientos mil euros. Un sueldo. Un banco. Una hipoteca.

Una hipoteca. Un despido, un finiquito. Una hipoteca, un impago, dos impagos, tres, cuatro. Un banco, una firma. Un abogado, un juez, una sentencia. Una carta, una fecha límite.

Un policía, un trabajo. Dos policías, tres, cuatro, cinco, diez policías. Diez trabajos. Diez sueldos, diez familias, diez hogares. Diez casas y diez hipotecas. Un jefe y una orden. Es un trabajo. Un desahucio.

Una familia, un desahucio. Un hombre, que envejece. Una mujer…

Ver la entrada original 48 palabras más